skip to Main Content

Bacalar y su formidable cuerpo de agua dulce se perfilan como una auténtica ventana al pretérito del mundo.
Ello se debe principalmente a que allí se encuentran los famosos estromatolitos, un verdadero tesoro natural que cuenta con protección oficial y que se ve beneficiado por una cuenca hidrológica que allí se asienta.

Estamos en el paradisíaco entorno de Bacalar, Pueblo Mágico de Quintana Roo.

Muchas son las opciones turísticas que se tienen al visitar estos rumbos caribeños, como por ejemplo, navegar en velero en la Laguna de Bacalar, pero así también otros rincones de Bacalar, como sus zonas con estromatolitos, nos ofrecen algo verdaderamente imperdible.

Por qué vale la pena conocer los estromatolitos de Bacalar

Por la naturaleza rocosa que tienen, los estromatolitos cuentan con un enorme potencial para preservarse como fósiles, especialmente aquellos que fueron criaturas vivas y que coadyuvaron en la formación de arrecifes.

Lo más importante es la liberación de oxígeno a la atmósfera que realizaron durante mucho tiempo, factor que hasta cierto punto favoreció la preservación ecológica de la zona.

En la actualidad esos fósiles se perfilan como una importante atracción turística en el entorno del Caribe Mexicano. Día con día turistas procedentes de distintas zonas del orbe llegan a Bacalar para admirar a estos antiguos organismos de la laguna, si bien el desconocimiento y la falta de adecuadas medidas de protección han ocasionado daños en algunos de ellos.

Estromatolitos de Bacalar qué son y cómo son

En general no se tiene una cabal dimensión de la importancia que tienen estos seres vivos tan increíbles y fascinantes y por ello no se les respeta como se debe, al no valorar el modo en el que su presencia coadyuva a la preservación ecológica del lugar.

Ahora bien, ¿qué es un estromatolito? Se trata de estructuras de tipo organo-sedimentarias laminadas que incluyen en su conformación carbono de calcio. Tales estructuras van creciendo al estar adheridas al sustrato y emergen de modo vertical del mismo, generando estructuras de notable diversidad morfológica.

Estromatolitos de la Laguna de los Siete Colores

Todos quienes tengan el deseo de explorar estos rumbos del Caribe Mexicano tienen una cita insoslayable en Bacalar, Quintana Roo. Para explorar las zonas donde se encuentran los estromatolitos vale la pena emprender variados tours, tanto en kayak como en velero para observarlos de cerca, pero siempre procurando preservar el medioambiente de la laguna.

Se trata de paseos que despiertan la conciencia y el interés de los vacacionistas por la protección y cuidado del ambiente silvestre del Caribe Mexicano. Los estromatolitos de Bacalar se perfilan como una de las variedades de vida de mayor antigüedad en el mundo.

Se sabe que estos minerales vivientes pueden ser hallados en escasos sitios del planeta como, por ejemplo, el Mar Rojo, cierta parte de la costa australiana, las Islas bahamas, la comunidad coahuilense de Cuatrociénegas y en otro cuerpo de agua de Quintana Roo llamado Chichankanab.

El valor ecológico de los estromatolitos del Caribe Mexicano

En general los estromatolitos son conglomerados de células que integran una suerte de colonias. Con el paso del tiempo estas últimas se van solidificando hasta convertirse en una suerte de rocas.

En esencia, los estromatolitos son bioconstrucciones que se considera tienen una antigüedad aproximada de 25 mil a diez mil millones de años.

Según los expertos los estromatolitos tuvieron un rol preponderante en el desarrollo de la vida en la Tierra, puesto que hubo un periodo, hace millones de años, innumerables arrecifes de estromatolitos colmaban los mares y generaban oxígeno en grandes cantidades.

Con el transcurrir del tiempo ello derivo en una drástica alteración en la atmósfera del mundo.

Bacalar, el Caribe Mexicano y los estromatolitos

Es importante mencionar que estas milenarias formas de vida son sumamente frágiles, por lo cual no se los debe de tocar y mucho menos subirse a ellos para caminar entre la laguna.

Por si no bastara la hermosura natural de la Laguna de los Siete Colores en Bacalar, este formidable espejo de agua sirve de morada a una de las variedades de vida de mayor antigüedad de las que se tiene registro: los estromatolitos.

Estos organismos ancestrales, verdaderos fósiles vivientes, están compuestos de carbonato de calcio y crecen de manera vertical, al punto de darle forma a caprichosas estructuras.

Bacalar, la laguna y los estromatolitos

Cabe destacar que estromatolitos como los de Bacalar, Quintana Roo, fueron los primeros seres con vida que hicieron surgir arrecifes.

Por ello son de enorme relevancia para el desarrollo que ha tenido con el paso del tiempo el ecosistema caribeño. Ello se debe a que liberan abundante oxígeno a la atmósfera y con ello preservan el equilibrio medioambiental de la Laguna de Bacalar.

Cómo llegar al Pueblo Mágico de Bacalar

Para conocer los estromatolitos de la Laguna de Bacalar hay que dirigirse a este Pueblo Mágico de Quintana Roo.

Este último se encuentra a unos 40 kilómetros de Chetumal, la capital del estado. Ello implica un traslado en coche de aproximadamente sesenta minutos.

Desde la terminal aérea de Cancún son 333 kilómetros de recorrido en coche.
Por lo consiguiente, para quienes tengan pensado vacacionar por estos rumbos del Caribe Mexicano es aconsejable que lleguen en avión hasta la ciudad de Chetumal y desde este sitio abordar algún transporte que los lleve en poco tiempo al Pueblo Mágico de Bacalar.

Otra ruta muy usada por los turistas que se encuentran de paseo en las costas de Quintana Roo es contratar un tour de una sola jornada desde Playa del Carmen o Cancún, aunque en este caso se debe estar mentalizado a que deberá recorrerse un extenso trayecto por carretera.

Back To Top