skip to Main Content

A un costado de la laguna de Bacalar y del Pueblo Mágico del mismo nombre se localiza un tesoro natural de características únicas en el Caribe Mexicano. Se trata del Cenote Azul, una de las principales maravillas de la región que ningún aficionado al turismo de naturaleza se puede perder estando de vacaciones por los rumbos de Quintana Roo.

Navegar en velero por la Laguna de los Siete Colores y contemplar los hermosos paisajes del Cenote Azul son algunos de los privilegios turísticos que les reserva Bacalar a todos quienes lo visitan.

El Cenote Azul de Bacalar es un estanque silvestre de aguas cristalinas cuyo abastecimiento se debe a un río bajo tierra que corre por la zona. “Cenote” es una palabra maya que significa “agujero con agua” y la península de Yucatán es abundante en estas formidables pozas de gran potencial turístico.

Lo mejor de visitar el Cenote Azul en el Pueblo Mágico de Bacalar

Es en el área de la Riviera Maya y en torno de la Laguna de Bacalar donde se hallará un interesante abanico de cenotes para visitar en las vacaciones. Una muestra de ello la tenemos en el Cenote Azul, patrimonio ecoturístico de Quintana Roo. Basta con transitar a unos cuarenta kilómetros de Chetumal, la capital del estado, para poder visitar esta linda poza de agua de místico ambiente.

Bacalar, su famosa laguna y sus bellos cenotes

Es justo en esta parte de Quintana Roo donde se encuentra uno de los cuerpos de agua más interesantes de la península yucateca: el Cenote Azul. Los mayas precolombinos interactuaban con esta antigua poza considerándola como un sitio sagrado, en el cual realizaban rituales religiosos.

Además, los gobernantes y nobles mayas prehispánicos acostumbraban tomar baños en el Cenote Azul y ello aumenta el interés que despierta en los visitantes. Los antiguos mayas visitaban este cuerpo de agua para ponerse en contacto con Chaac la deidad patrona del agua que se encargaba de humedecer los campos y propiciar el mejor crecimiento de la vegetación. Los mayas estaban especialmente interesados en tener abundantes cosechas de maíz para fines alimenticios.

Avistamiento de especies silvestres en el Cenote Azul

Ahora bien, hay varias clases de cenotes. Unos de ellos son a cielo abierto, otros de tipo gruta, mientras que algunos más son subterráneos o semi-abiertos. En el caso específico del Cenote Azul se trata de un cenote abierto cuya profundidad rebasa los noventa metros y que además tiene una longitud de 360 metros.

El Cenote Azul cuenta con diferentes estructuras rocosas las cuales le dotan de un ambiente muy especial. Por lo demás, la poza que les recomendamos genera un enorme interés entre los aficionados al turismo de naturaleza por la posibilidad que les brinda de admirar variadas especies de plantas y animales particulares del Caribe Mexicano.

No menos atrayente resulta acudir a este cenote de Bacalar para practicar actividades acuáticas como el buceo o el esnórquel.

Cómo llegar al Cenote Azul en Bacalar

Cenote Azul, atractivo ecoturístico del Caribe Mexicano, se localiza en el entorno de Bacalar.
Este último Pueblo Mágico se encuentra a unos 40 kilómetros de Chetumal, la capital del estado de Quintana Roo.

Ello implica un traslado en coche de aproximadamente sesenta minutos. Desde la terminal aérea de Cancún son 333 kilómetros de recorrido en coche.

Por lo consiguiente, para quienes tengan pensado vacacionar por estos rumbos del Caribe Mexicano es aconsejable que lleguen en avión hasta la ciudad de Chetumal y desde este sitio abordar algún transporte que los lleve en poco tiempo al Pueblo Mágico de Bacalar.

Para llegar al Cenote Azul desde Bacalar es preciso dirigirse al kilómetro 34 de la carretera Chetumal-Cancún, en la zona costera de la Laguna de los Siete Colores. Se trata del municipio de Othon Blanco en una de las áreas de mayor belleza en el estado de Quintana Roo.

La experiencia de visitar el Cenote Azul en Bacalar

Aun sin recibir una gran promoción en el mapa turístico regional, Cenote Azul ha legado a ser uno de los mejores lugares para conocer a manera de tour desde Bacalar. Los vacacionistas encuentran una vivencia de pleno contacto con la naturaleza con troncos y raíces entreverados a manera de laberinto y abundantes formaciones rocosas.

La exploración de las grutas en el área del cenote nos invita a emprender esta excursión con el apoyo de un guía experimentado. Es una medida de precaución adecuada de tomar para aumentar la seguridad del recorrido y así reducir cualquier peligro de extravío.

Consejos para visitar el Cenote Azul en Quintana Roo

La verdad es que el Cenote Azul engalana la propuesta vacacional de Bacalar. Por su pureza silvestre y sus abundantes cualidades turísticas, esta poza anima a los turistas a que la visiten en más de una ocasión. Lo anterior se explica por las magníficas panorámicas que nos ofrece el cenote y su ambiente exuberante.

Para dejar de lado los problemas de la cotidianidad en las grandes ciudades y las presiones laborales, nada mejor que la visita al Cenote Azul, un paraíso de paz y sosiego donde obtener reposo para el cuerpo y renovadas energías para el interior gracias al místico ambiente del cenote.

Cenote Azul y la navegación en velero en Bacalar

Para quienes tengan planeado visitar el Cenote Azul durante su siguiente viaje a Bacalar, deben de saber que hay un estacionamiento en las cercanías al parque donde los turistas pueden dejar su carro y así comenzar la exploración del silvestre y cálido entorno.

También es valioso tener la referencia de que en el interior de este balneario natural se encuentra un restaurante en el cual se sirven los antojitos más populares de la cocina regional.

En especial son recomendables de saborear los platillos caribeños, mismos que al ser degustados en un ambiente natural tan sugestivo, generan una vivencia turística que de tan grata resulta imposible de olvidar. Una experiencia de veraneo similar en el esparcimiento que nos brinda es la navegación en velero en la Laguna de Bacalar.

Back To Top